Tratamientos de invierno

Cada temporada del año es diferente y nos genera distintos efectos en nuestro rostro y cuerpo. Las zonas que más sufren son las más expuestas, dado que la hipodermis es más fina, sobre todo en hombres se adelgaza más que en mujeres proporcionalmente.

En el invierno la piel se deshidrata y se reseca, aparecen eritemas (sabañones), se reactiva el acné, labios deshidratados, se incrementa la visibilidad de cuperósis, tendencia a la caída del pelo en otoño, etcétera.

Es en estos meses del año el momento idóneo para tratar estos problemas citados anteriormente, también las manchas que suelen empeorar en verano por la estimulación de la melanina provocada por la radiación solar, así como las varices, ya que hay una vasoconstricción en invierno y resulta más fácil sellar las venas varicosas y disminuye el riesgo de apertura.

A continuación detallamos algunos tratamientos recomendados y más demandados, para disfrutar de una piel joven y cuidada.

SKINBOOSTERS.

Son potenciadores cutáneos con el fin de vivificar y rehidratar la dermis. Más allá del efecto flash o una mesoterapia, es una solución eficaz y duradera que revitaliza e hidrata en profundidad mejorando la tonicidad y estimulando la regeneración celular, además de la producción del hialurónico natural de nuestra piel. Consiguiendo un rostro, escote y cuello luminoso, terso y joven.

PEELINGS QUÍMICOS.

Consiste en aplicar productos químicos exfoliantes y regeneradores que estimularán la renovación de la epidermis, con el fin de aportar densidad y elasticidad, así como corregir manchas, arrugas superficiales, cerrar poros cicatrices y dotarla de vitalidad. Incluso hay estudios que demuestran que ayudan a prevenir el cáncer de piel.

 

 LÁSER PARA ELIMINACIÓN DE MANCHAS.

Los tratamientos de luz pulsada que, según su longitud de onda tratan las manchas solares, los léntigos o capilares faciales, como la cuperosis. Ambos son tratamientos muy cómodos y rápidos, con apenas molestia durante unos minutos.

TRATAMIENTOS DE VARICES.

Esclerosis Vascular es un tratamiento sencillo cuyo objetivo es eliminar las varices estéticas o teleangiectasias. La técnica consiste en inyectar dentro de la variz y/o arañas vasculares un producto esclerosante que produce una ligera reacción inflamatoria en las paredes internas de la vena enferma, provocando que quede cerrada.Las molestias suelen ser pocas, aunque es normal notar algo de escozor en el momento de inyectar el líquido, además de un leve enrojecimiento que desaparecerá al cabo de unos minutos.

MESOTERAPIA CORPORAL Y APARATOLOGÍA MÉDICA. 

Si buscas combatir la grasa localizada, celulitis y evitar la flacidez, la Mesoterapia corporal personalizada ayuda a quemar adipocitos y reduce el pániculo graso, además con la  AparatologIa medica avanzada como la  Ultracavitación Médica, provocaremos la destrucción de  los lipocitos, si hay un problema añadido de flacidez, los hilos tensores y  la  Radiofrecuencia, consiguen dar firmeza gracias a la producción de colágeno y elastina. Con la  Carboxiterapia, se consigue mejora de la microcirculación en la zona, consiguiendo resultados muy rápidos, crea nuevos vasos sanguíneos en la zona y rompe de la grasa por el choque del propio gas.Se debe evitar la exposición al sol. Tras estos procedimientos, la piel está más sensible a cualquier agente externo y requiere de una mayor protección y cuidado para optimizar los resultados.

 

 

CIRUGÍA PLASTICA

Los meses más gélidos son los idóneo para realizarse tratamientos de cirugía plástica, pues además de otros factores, suelen haber menos eventos que en verano, nos tapamos más, etc. También existen razones médicas, ya que durante los meses de invierno; mejora la cicatrización y menos riesgo que en verano de infecciones, es mejor mantenerse lejos del agua, la mayoría de los posoperatorios llevan la contraindicación de los baños prolongados, el sol, el peor enemigo, las cirugías estéticas tienen al sol como principal enemigo durante los periodos de convalecencia. Ya que “exponer al sol una cicatriz reciente, sin la protección adecuada, dificulta por igual los procesos de cicatrización y la curación de las heridas. Se puede producir además con mayor facilidad hinchazón y edema. Por esta razón, y frente al sol, hay que extremar las precauciones de protección durante los posoperatorios. De lo contrario nos podemos encontrar con una cicatriz de aspecto no deseable y difícil de eliminar”. 

Es importante a tener en cuenta que durante el invierno estamos expuestos a muchos cambios de temperatura por lo que la hidratación resulta ser uno de los puntos más importantes de todos. Para ello, lo mejor es protegerla con algún tipo de barrera lípidica con el fin de no perder agua. Aplicar algunos elementos como ácido retinoico u otros que aporten vitamina C y D hará que el tratamiento facial ayude a la regeneración tanto del rostro como del cuello y escote, también una buena hidratante corporal evitará problemas de sequedad y descamaciones en el cuerpo.

Como puedes apreciar son múltiples los tratamientos que te puedes realizar durante estos meses del año. Se trata de prevenir y de cuidarse  para poder

llegar al verano con la piel preparada y evitar problemas que puedan convertirse en daños mayores.

 

 

 

 

By Yadira Hidalgo.

 

 

Recommended Posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.