COSMÉTICA ¿PREBIÓTICOS O PROBIÓTICOS ? – Dr Daniel del Río Escola

COSMÉTICA ¿PREBIÓTICOS O PROBIÓTICOS ?

Veamos la diferencia entre PREbióticos y PRObióticos.

Probióticos son microorganismos vivos mientras que los prebióticos son sustancias no vivas que estimulan el crecimiento de los microorganismos ya existentes. “Son el alimento de las bacterias que habitan en nuestra piel, conocida como (microbiota).

En cosmética se emplean prebiótico, no probióticos, ya que los conservantes se introducen en las fórmulas y destruyen cualquier bacteria en pocos minutos, además los análisis que evalúan la limpieza de la formulación no permiten la existencia de bacterias vivas en productos cosméticos.

¿Por qué esta moda, de los prebióticos en la cosmética?

Nuestra piel tiene miles y miles de bacterias, son lo que llamamos microbiota cutánea. Es la primera línea de protección y nos defiende contra las enfermedades, infecciones, inflamaciónUna piel sana dependerá del equilibrio entre nuestras bacterias. Los prebióticos tienen el objetivo de activan la regeneración de la flora natural, para su recuperación y equilibrio de forma rápida.

Pero … ¿por qué aparecen nombres de bacterias en entre los ingredientes de las cremas?

En realidad no está la bacteria, sino el activo resultante de su fermentación. Sus componentes «se segmentan o dividen en partículas más pequeñas» siendo más aprovechables por el organismo, al ser más estables y ofrecen mejores propiedades para nuestra piel.

Determinados factores como la contaminación, exceso de lavado, algunos medicamentos, mala alimentación… pueden ocasionar una alteración en la flora dérmica que, produce una sensibilidad de la piel, y aparecen rojeces y otras afecciones.

¿Cómo cuidar la microbiota?

Por ejemplo: El uso de la protección solar, que actúa como escudo frente a las radiaciones UV y con el avance tecnológico en este tipo de cosméticos, incluso nos protege frente a la radiación IR y Luz azul, y también de la contaminación, con la aplicación de productos cosméticos seguros, con un pH adecuado a nuestra piel, una alimentación saludable, etc… De esta forma, evitaremos en medida de lo posible el desequilibrio de la flora cutánea.

Entradas recomendadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escribe lo que buscas y presiona "intro"

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies