Cuello y escote

Es la región que sobre todo en mujeres complementa la Unidad Estética Facial. Asimismo, hay que especificar que precisan de, en la mayoría de las ocasiones, tratamientos combinados tanto inyectables (Rellenos, skinboosters, estimuladores de colágeno, hilos…etc) como con aparatología (HIFU, Radiofrecuancia, Láser…etc) para obtener un mínimo de resultados positivos.

Por ello es necesario una consulta informativa previa con el Médico, tanto para valorar la idoneidad de tratamiento Médico-Estético (o derivación a Cirugía), como el tipo de protocolos terapéuticos a utilizar, puesto que cada cuello y escote necesitan de una individualización muy vinculada tanto al grado de envejecimiento (arrugas, flaccidez, descolgamiento, papada, manchas…) como a las expectativas subjetivas del paciente, y los tiempos necesarios para poder evaluarse los beneficios de las terapias aplicadas.


¿Son seguros los tratamientos?
La zona de trabajo cervical queda limitada por las regiones vasculares de yugular y carótidas así como por la zona tiroidea. Para poder trabajar con seguridad, la mayoría de los tratamientos actúan sobre planos superficiales y medios, asegurando así márgenes de seguridad.

Al ser una zona de piel más fina y delicada que la facial, son habituales inflamaciones, enrojecimientos o hematomas


¿Duración y rutina de retoques?
Al ser zonas muy móviles y de gran superficie dérmica, se recomienda al menos realizarse algún tipo de mantenimiento o retoque al menos cada 6 meses en casos de envejecimiento moderado.
Lo ideal es Calendarizar este tipo de terapias, junto con el equipo Médico.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies