Cuidado pieles acnéicas y grasas — Dr Daniel del Río Escola
posible-portada

Cuidado pieles acnéicas y grasas

El acné es una de las preocupaciones relativas al cuidado de la piel más común.

La obstrucción de los poros dan lugar a la aparecen los granitos, puntos negros y espinillas. Suelen manifestarse en el rostro, el cuello, el escote, los hombros y la espalda. Si la piel produce demasiado sebo, las células muertas se adhieren y bloquean los poros. Las bacterias pueden acumularse en el interior de estos multiplicándose y dando lugar a erupciones o quistes inflamados y enrojecidos.

Aunque es más frecuente entre adolescentes, que experimentan cambios hormonales asociados a la pubertad, se puede tener esta afección en edad adulta, en las que se producen cambios hormonales, como la menstruaicón, el embarazo y la menopausia. También es hereditario.

Cuida de tu piel para prevenir el acné

Limpieza. Lávate el rostro por la mañana y por la noche con un producto limpiador que contenga por ejemplo ácido salicílico; este es un gran ingrediente para combatir el acné ya que favorece la exfoliación la piel, ayudando a mantener los poros limpios. No te laves en exceso el rostro; cuando tienes una erupción, es cierto que aparece la tentación de lavarte la zona con mucha frecuencia, pero al hacerlo podemos desequilibrar la barrera biológica y dar lugar a que se produzca más grasa y en consecuencia incrementar el brote.

Hidrata. Incluso los rostros más castigadas por el acné necesitan hidratación. Aplica una crema o serum hidratante ligero, no comedógenico sobre el rostro, que no obstruirá los poros. Recomiendo por ejemplo Hyalu B5 de la Roche Posay.

Protege. Aplícate protección solar con un FPS alto y un PPD adecuado, para ayudar a prevenir los daños producidos por el sol, como las pigmentaciones. Recomiendo Heliocare oil free 360.

El cuidado en centros médico estéticos: Se realizan desde limpiezas profundas de cutis, peeling químicos con salicílico, mandélico, glicólico…también los tratamientos con láser minimizan el problema.

Si el acné persiste transcurridos dos o tres meses de cuidados constantes, o si padeces lo que se conoce como acné grave, puede que sea el momento de visitar a un dermatólogo.

No dejes que este enemigo de la belleza te impida tener un buen aspecto. Tratando esta patología podrás mantener imperfecciones a raya!

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies