Hifu

Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad, para romper adipocitos y compactar el tejido graso o tejidos profundos musculares y fasciales. Consigue una reducción efectiva y evidente en los volúmenes, con rápida visibilidad en cuanto a resultado retensor y elevador.


¿Qué es y para qué sirve?
Un revolucionario tratamiento que consigue los resultados de un microlifting, sin cirugía. Este tratamiento consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia focalizado y alta energía en la piel, para remodelar su tejido, mediante ablación térmica. En este proceso, los tejidos colindantes no quedan afectados, pues es una técnica no invasiva, que trae múltiples ventajas.

En medicina estética nació en un principio para tratar la adiposidad localizada y en la actualidad se emplea esta tecnología también para combatir la flacidez facial (logra tensar la piel), reducir arrugas, líneas de expresión; consiguiendo un gran éxito en cuanto a resultados.

El aparato emisor emite energía ultrasónica, sin causar daño alguno a los tejidos, aumenta la temperatura de la zona tratada, localizando el calor de 1 hasta 4.5 mm de la epidermis facial y hasta 8 mm en corporal, consiguiendo miles de puntos de coagulación muy precisos a diferentes profundidades, produciendo una retracción de la piel o de las estructuras profundas y una regeneración y estimulación de colágeno para un efecto tensor.

 

¿Cómo trabaja el HIFU a nivel facial?
Gracias a estos ultrasonidos focalizados de alta intensidad, permiten elevar las cejas, redefinir el óvalo facial, mejorar el aspecto envejecido del cuello y escote, tensando la piel, sin cirugía.
Ahora bien, ¿para quién está indicado? para aquellas personas que tengan pérdida de la elasticidad de la piel, flacidez leve/ moderada y arrugas en las mejillas, región mandibular y cuello, ceja caída.
Aunque parezca mentira dada la forma de trabajo de HIFU en una sesión obtendremos un buen resultado, ya que el ultrasonido focalizado de alta intensidad emite una línea de unos 20 puntos de coagulación térmica a diferentes y especificas profundidades de 1.5mm, 3.0mm y 4.5mm alcanzando temperaturas de 65 a 70ºC, esto es algo que no se consigue con otros tratamientos y es lo que ofrece tan buenos resultados y una duración de aproximadamente un año.
Los resultados comienzan a partir de las 4 semanas, teniendo en cuenta, que la producción de colágeno se produce progresivamente. Debiendo esperar 3 meses para comprobar el resultado final.
Otro elemento importante a tener en cuenta de este equipo es que es prácticamente indoloro, apenas se sienten molestias y puede volver a su vida normal inmediatamente después del tratamiento.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies