African American skincare models. Beauty spa treatment concept

La piel nos habla.

La piel es un órgano conectado directamente con el cerebro, las terminaciones nerviosas, captan, procesan y transmiten gran cantidad de estímulos en nuestro día a día, y estos se reflejan en nuestra epidermis.

El aspecto de nuestra piel es a menudo el espejo de nuestra salud física y emocional.

El sistema inmunitario disminuye su actividad ante el estrés, y esto se puede traducir en la aparición de muchas alteraciones dermatológicas.

-La aparición de herpes en los labios o los orzuelos podría ser signo de intranquilidad y nerviosismo.

-La urticaria, se relacionan a menudo con la depresión.

-El acné tardío, indica situaciones de cansancio y estrés.

-El prurito, ansiedad y angustia.

-La alopecia, en muchos casos, se puede relacionar con una pérdida emocional.

Otros formas de de expresión: 

-Un estado de estrés, vergüenza o ira, pone la piel roja y aumenta la temperatura corporal.

-Ante el miedo se vuelve pálida.

-El sudor en exceso reflejan estrés y tensión.

-Una piel opaca puede deberse a una situación de tristeza o desilusión.

Está radiante cuando estamos felices. 

Se eriza ante un estímulo placentero…

En conclusión, escuchar nuestras emociones, y aprender a gestionarlas, mejora nuestro bienestar y esto se refleja en el aspecto de nuestra piel. Aunque hay que reconocer que  no siempre es un trabajo fácil.

 

 

 

By: Yadira Hidalgo

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies