Labios

Los labios se deshidratan y se irritan fácilmente. Al envejecer presentan un aspecto más fino, desapareciendo el “bordeado o perfilado” y apareciendo el famoso “código de barras”; en ocasiones encontramos hiperpigmentaciones, siendo más común en la zona del labio superior, o pérdida de color y turgencia del bermellón, condicionado por factores medioambientales, solares, hormonales…

La boca y en especial nuestros labios expresan nuestras emociones, son responsables de nuestra gestualidad fina y hasta cierto punto son el reflejo de nuestra sensualidad; Para evitar un envejecimiento prematuro, debemos hidratarlos, nutrirnos y protegerlos.

En Medicina Estética podemos abordar el labio como unidad individual de tratamiento o conjuntamente toda la zona peribucal.


¿En qué consiste el tratamiento de labios?
Consiste en realizar un relleno sutil en la zona labial, para conseguir mejorar perfilado, zona del filtrum (arco de cupido), aumentar mucosa o proyectarla, sensación de hidratación, efecto gloss, o una técnica que combina todos ellos, para un tratamiento global y personalizado del labio.


¿Con qué se rellena?
Los Fillers utilizados son en el 95% de los casos Ácido Hialurónico, reticulado o estabilizado, flexible y amoldable de forma natural a la forma y movimientos de una zona tan condicionada por la mímica. Normalmente se utilizan productos especialmente diseñados y específicos para labios, por su particular anatomía y para evitar resultados inestéticos.


¿Es doloroso? ¿Cómo es la técnica?
Se utiliza anestésico bien en crema, aunque lo ideal es realizar un pequeño bloqueo local anestésico para evitar cualquier tipo de molestia. Asimismo, la mayoría de hialurónicos también tienen un % de lidocaína en su formulación, para contribuir a un tratamiento confortable. Se pueden realizar las inyecciones con aguja o cánula dependiendo de la anatomía del labio y producto a distribuir. Luego se masajea y se homogeniza el producto, con cremas tipo vaselinas.


¿Cuál es su duración? ¿Qué tipo de resultado puedo esperar?
La duración media es de 12 a 14 meses, aunque depende del tipo de producto, cantidad colocada y fisiología/metabolismo del paciente.

El resultado depende primordialmente del tamaño de la boca, la forma y la cantidad de mucosa de los labios, puesto que condicionan el aspecto final, y los mililitros de producto que es posible infiltrar. Asimismo depende del gusto subjetivo y de la expectativa de resultado del paciente, aunque siempre aconsejamos que se deje asesorar por el médico. De esa forma evitamos malos resultados, sobrecorreciones e inestetismos, por exceso de producto o uso de rellenos inadecuados en la zona.


Los efectos secundarios más comunes
Pequeños hematomas, inflamación local postratamiento y al día siguiente o pequeñas asimetrías, todos de fácil solución y a veces sin necesidad de medidas suplementarias.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies