Limpieza de cutis o higiene facial

Una limpieza profesional equilibra nuestros niveles de grasa e hidratación, mejorando el aspecto y salud de nuestra piel. Al realizar una limpieza de cutis, conseguimos reducir el tamaño de los poros visiblemente y descongestionar nuestra dermis; de esta forma asimilaremos mejor los tratamientos estéticos posteriores.

Beneficios de la limpieza facial
En términos generales, una limpieza facial permite eliminar las células muertas acumuladas y proporciona a la piel una mayor suavidad y luminosidad, favoreciendo el proceso de regeneración celular, dando como resultado una dermis mejor oxigenada y humectada.

  • Elimina restos de maquillaje
  • Evita la obstrucción de los poros.
  • Favorece la renovación celular
  • Evita la aparición de puntos negros.
  • Prepara el rostro para tratamientos posteriores.
  • Mejora del aspecto general.
 
Contraindicaciones
Como cualquier procedimiento inductivo de la piel está contraindicado en pieles con heridas activas, infecciones locales, procesos alérgicos o inflamatorios agudos. En el resto de condicionantes queda a criterio de la valoración del profesional.
 

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies