Oro y perlas​

Comenzamos con una higenización profunda del rostro, con tónico y peeling específico para favorecer el recambio celular. Inmediatamente después aplicamos un serum con polvo de perlas, yogurt, enriquecido con hexapéptido que distribuimos con movimientos circulares para una mejor absorción. Aplicamos una mascarilla de perlas, argireline y vitaminas. Dejamos actuar y finalizamos con un masaje facial relajante con una crema reparadora de perla, oro, arándanos rojos y vitamina E.

Un tratamiento de máximo placer indicado para todo tipo de pieles. El polvo de perla actúa estimulando la síntesis de nuevas citoqueratinas, que son las proteínas que forman el soporte interno de las células y el oro con un gran poder nutritivo y reparador que ayuda a prevenir la oxidación y el envejecimiento. De este modo, al asegurar los procesos de restauración cutánea, ejerce un papel protector de la piel y potencia su resistencia activa a las condiciones exteriores agresivas, como la formación de radicales libres. Su acción reparadora proporciona más elasticidad, luminosidad y suavidad, dando un aspecto sano, vital y rejuvenecido.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies