portada

Piel sensible.

¿Qué es la piel sensible y cómo identificarla?

Se trata de aquellas pieles que se irritan o enrojecen fácilmente; pueden sufrir intolerancia cosmética y notar sensación de ardor, picor, tirantez, etc… Ojo no hablamos de patologías, que sin lugar a dudas deben acudir al dermatólogo.

 

Suele ser una piel fina, más permeable y reactiva. Siendo más proclive a reacciones alérgicas a determinados compuestos. Puede aparecer alteraciones de la función barrera por lo que se deshidratan con mayor facilidad.

 

Rutina facial pieles sensibles.

Una piel sensible necesita una limpieza suave y mucha hidratación.

Minimiza tus productos en la rutina diaria. No limpiar en exceso o abusar de la doble limpieza, evitar los tónicos, así como aplicar varios pasos como serum y después cremas y más cremas.  Debemos emplear solo lo que nuestra piel necesite; básicamente se trata de limpiar, hidratar y proteger frente a la radiación solar.

Evitar filtros químicos en los protectores solares. Los filtros químicos interactúan con la piel pudiendo penetrar más que los filtros físicos o minerales. Los que más se emplean son dióxido de titanio  y óxido de zinc.

-Evitar tensioactivos (es lo que une, mezcla dos líquidos y los mantiene estables). Las leches limpiadoras y los aceites tienen menos tensioactivos.

-Mejor los envases airless. Requieren menos cantidad de conservantes, además evitan el contacto del producto con el aire, la luz y las bacterias.

-Hidratantes. Los emolientes, ceramidas, aceite de argán, urea…  activos calmantes, antiinflamatorios y vasoconstrictores son ideales para el cuidado de la piel sensible. En medida de lo posible que no contengan alcohol ni perfumes.

Tratamientos Médico Estéticos

Skinbooster. Los potenciadores cutáneos a base de ácido hialurónico son excelentes aliados, ya que  aportan hidratación y favorecen la reserva hídrica, además  de una redensificación de la dermis, los skinboosters aportan una estimulación efectiva de colágeno y elastina.

Peeling. Los peeling de mandélico o ácido láctico a bajas concentraciones, suelen ser mejor tolerados por las pieles más sensibles.

Ahora ya puedes elegir mejor tu rutina y tratamientos de belleza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies