African American skincare models. Beauty spa treatment concept

Skinmalismo.

Skinimalismo.

«La tendencia de belleza en la que menos es más» destaca como una de las propuestas de belleza actual.

El año que cambió nuestras vidas también cambió nuestros hábitos de belleza durante el confinamiento, simplificando nuestra rutina facial y, reconsiderando conceptos como el Contouring y bases de maquillaje correctoras.

El skinimalismo (juego de palabras entre skin, piel en inglés y minimalismo) es una tendencia que defiende y propone disminuir la cantidad de productos que aplicamos en nuestro rostro y centrarnos en cosméticos más sostenibles (amigables con el medioambiente), maquillaje natural y rutina sencilla, aprovechando el poder de los productos multitarea.

Los partidarios de este nuevo mantra defienden la importancia de seleccionar bien los productos a utilizar y la calidad de los mismos y, resaltan la importancia de los cuidados básicos:

–         Correcta higiene facial mañana y noche.

–         Buena  hidratación de la piel.

–         Protección solar fundamental.

La clave radica en lograr una piel resplandeciente y nutrida empleando rituales de belleza simples, concentrando los cuidados en cada paso, que brinden un aspecto calmado, una piel jugosa y luminosa.

Skinmalismo y Medicina Estética.

Aunque a priori puedan parecer antagonistas, este concepto nos recuerda en cierto modo al «wellaging» en la medicina estética, no se trata de una forma de llamarle a los tratamientos antiedad, sino de envejecer bien.

Este es un concepto basado en un sistema de diagnóstico multidimensional, que nos permite “adelantarnos al futuro” así, pronosticar y reorientar el envejecimiento para mejorar la belleza y salud global de cada persona. El wellaging persigue la naturalidad y armonía, un rostro dinámico y descansado; pues una cara relajada nos favorece, tengamos la edad que tengamos.

Cuidar nuestra piel y no saturarla se ha convertido en tendencia este 2021. Vuelve la belleza natural, mínima o sin maquillaje, que se aleja de los estándares o modelos poco realistas o excesivos; nos invita a inclinarnos por rituales de belleza más naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies